Mercado Barroco de Canarias

Se reactiva la máquina del tiempo que convierte al Casco Histórico en una auténtica villa del siglo XVIII