Fuego, bucio y rituales curativos para la noche ramblera de San Juan

Labores de limpieza y embellecimiento del casco ante la celebración del Resonar del Bucio y el Ritual del Mimbre.

El área de Obras y Servicios del Ayuntamiento de la Villa de San Juan de la Rambla concluyó en estos días los trabajos de limpieza, ornato y embellecimiento del casco y el Risco del Mazapé con objeto de adecuar la zona para que sea envuelta por la magia de la noche de San Juan, teniendo en cuenta que el municipio espera recibir cientos de visitantes para disfrutar de una celebración exclusiva de la Villa ramblera: el Resonar de Bucio, que por décimo año consecutivo da la bienvenida al verano a golpe de vestimenta blanca, hachitos (antorchas) y el particular sonido de los bucios. La noche mantiene su magia hasta el amanecer,  tornándose en curativa gracias al conjuro del Ritual del Mimbre, representación de una tradición de principios del siglo XIX en la que se atribuía al arbusto propiedades curativas ante varias dolencias, en especial la hernia inguinal.

El Resonar del Bucio, dirigido por Ricardo González y bajo una apuesta firme por la concejalía de Turismo, es una alegoría al uso que en el pasado se les daba a estas caracolas como medios de comunicación entre familias o municipios, además del simbolismo que representa el sonido grave de los bucios, que tradicionalmente se hacían sonar cada 23 de junio para festejar el nacimiento de San Juan Bautista. Todo este concepto se pone en escena cada noche de San Juan, configurando un evento, ya convertido en tradición, que cada año reúne a más de un millar de personas. Cuando empieza a anochecer, los participantes se concentran al comienzo del sendero del Risco del Mazapé, donde se enciende una hoguera que dará fuego a los hachitos que alumbran el camino de descenso por el sendero. Los malos augurios se espantan haciendo sonar los bucios, generando así un ambiente único entre la luz del fuego y el tronar de las caracolas, visible y escuchable desde varios puntos tanto del municipio como de aledaños. La comitiva del Resonar del Bucio, que ha de acudir vestida de blanco, desciende el sendero y llega hasta la avenida José Antonio, donde hará encuentro con la imagen de San Juan Bautista, que acude en procesión acompañado por la Venerable Hermandad de San Juan Bautista de La Laguna. Luego, siguiendo al Santo, vuelven a la plaza Rosario Oramas, donde sonarán los bucios al unísono para despedir al Santo y escuchar como broche de oro y como viene siendo habitual año tras año, la interpretación de la canción “Mi Viejo San Juan”.

El Ritual del Mimbre, rescatado por la concejalía de Cultura en 2011, es una representación de una costumbre ancestral en la que se atribuía al arbusto propiedades mágicas y curativas si se usaba a través de un ritual específico al amanecer de cada noche de San Juan. Muy utilizado para curar la hernia inguinal y umbilical en niños, adultos y animales, era necesario que se llevara al enfermo a la mimbrera justo al alba, allí se abría un hueco ovalado en una rama de mimbre, se pasaba al aquejado tres veces por la hendidura rezando oraciones especialmente creadas para la ceremonia y luego la vara era de nuevo unida rodeándola con un badana de plátano. La creencia decía que si pasado el año la vara volvía a soldar, la dolencia se curaría. En caso contrario, el enfermo debería repetir el proceso al año siguiente. La tradición es representada por los artesanos locales Marcelino Reyes y Mª Dolores Santana. La representación está prevista a las 10.30 del domingo 24 en la plaza Rosario Oramas.

 



Ayuntamiento de la Villa de
San Juan de la Rambla

C/19 de marzo, 31, San José
San Juan de la Rambla
Tfno: 922 360 003
Fax:   922 350 060
info@sanjuandelarambla.es

Ayuntamiento de la Villa de San Juan de La Rambla | Nota legal | Web antigua