San Juan de la Rambla, 06:19 horas |19º C Intervalos nubosos con lluvia escasa

Calle Estrecha

La Calle de la Alhóndiga, donde se sitúa la casa de Mª Rosario Oramas Hernández, aún conserva el empedrado original.

Pero quizás, el hecho más relevante que cuentan estos muros sea la historia del Aluvión de 1826: Jamás los habitantes de la Isla de Tenerife, después de la con­quista, habían visto ni experimentado un suceso tan lastimoso. Así lo describe Antonio Santiago Barrios, párroco de Los Realejos en 1826, quien realizó una desgarradora y detallada descripción de los hechos de cómo el agua, el viento y los barrancos acabaron con parte de los municipios norteños. Uno de los elementos que nos recuerda esta catástrofe sin precedentes es el grabado que figura en la casa de los Alonso del Castillo donde se puede leer: El luctuoso 7 de noviembre de 1826 el barranco se llevó esta esquina siendo levantada de nuevo en diciembre.