San Juan de la Rambla, 01:16 horas |19º C Intervalos nubosos con lluvia escasa

Actualidad

“Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero”, acciones hasta finales del trimestre que implican al consistorio y a la ciudadanía, canalizando la solidaridad que define al ramblero.

Fachada-del-Ayuntamiento

El Ayuntamiento y AEA canalizan las ayudas

El Ayuntamiento de la Villa de San Juan de la Rambla, atendiendo a la situación actual que está viviendo la isla de La Palma por la erupción del volcán de Cumbre Vieja, pone en marcha una campaña de ayuda que materializa el espíritu solidario que caracteriza al pueblo ramblero, sirviendo además de canal para hacer llegar a la Isla las ayudas de una manera ordenada y adaptadas a la necesidad de cada caso y momento.

Bajo el eslogan “Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero”, la campaña solidaria se erige, en una primera etapa, en cuatro grandes pilares que se desarrollarán durante el actual trimestre y que se irán adaptando según evolucione la crisis de la isla vecina. Estos cuatro pilares implican a toda la ciudadanía como símbolo de unión y fraternidad, siendo el Ayuntamiento y AEA Canarias los hilos conductores entre los rambleros y el pueblo palmero.

La primera de las acciones que se pondrá en marcha en los próximos días es la elevación al próximo pleno de una propuesta que recoge el aporte a la causa de un euro en nombre de cada ramblero que esté empadronado en el municipio a fecha de diciembre de 2020. El aporte surgirá de las arcas municipales y será uno de los primeros aportes presupuestarios de este municipio.

En línea de lo anterior, y respondiendo a la petición de la comunidad local de querer aportar su grano de manera individual, se distribuirán por el municipio una treintena de huchas solidarias que estarán localizadas en espacios públicos o zonas de fácil acceso. En ellas, cada persona puede aportar la cantidad que considere y todo lo recaudado será donado a alguna de las cuentas oficiales habilitadas por las administraciones de la isla bonita.

Asimismo, la Administración local está en contacto constante con representantes de los municipios de mayor incidencia con objeto de tener actualizada la lista de necesidades para ayudar a los afectados. Fruto de esto surgen los llamados “barrios solidarios”. Durante todo el trimestre se habilitará en cada núcleo poblacional un día y un local de recogida de enseres, facilitando que cada vecino pueda acercar lo que quiera aportar sin necesidad de salir de su barrio. La acción se desarrolla con la participación voluntaria de AEA y la asociación de mujeres Casilda, siendo el ayuntamiento el encargado de hacer llegar todo lo recogido. La propuesta está abierta a todos los colectivos o particulares que se quieran sumar.

Este primer trimestre de solidaridad de la campaña se cierra con la reconfiguración de toda la agenda cultural, que a partir de este momento cobra un carácter solidario. Todo lo recaudado en taquilla hasta finales de año será donado, íntegramente, a La Palma.

Estas acciones parten como un primer paso que se irá adaptando y ampliando según evolucione la situación.