San Juan de la Rambla, 21:57 horas |23º C Poco nuboso

Actualidad

ACTUALIZACIÓN 26/10/20: El horario de apertura se amplía al viernes 30. 

El Ayuntamiento se prepara para la festividad de Todos los Santos definiendo medidas de seguridad y realizando trabajos de embellecimiento de la instalación.

Jesús Ezequiel Domínguez, edil encargado de la gestión del servicio de Cementerios, informa que ya se encuentra todo listo para que San Juan de la Rambla celebre la festividad de Todos los Santos en el cementerio municipal, estableciendo una serie de medidas de obligado cumplimiento que serán garantes de la seguridad e higienización de todo el entorno.

Los días sábado 31 de octubre y domingo 1 de noviembre, el cementerio municipal aumentará el horario de apertura, estando disponible de 9.00 de la mañana a 9.00 de la noche. Durante estas jornadas, sólo se permitirá el acceso de una persona por lápida, dos en caso de necesitar ayuda, con una estancia máxima de 30 minutos. Personal de seguridad controlará el acceso para no superar el aforo permitido y será el encargado de delimitar las zonas de entrada y salida, situadas en puertas diferentes y suficientemente alejadas. Asimismo, el Consistorio recomienda traer las tarrinas y ramos ya preparados para evitar permanecer más tiempo del permitido y limpiar las lápidas en días previos.

Durante ambas jornadas se mantienen las medidas comunes de uso obligatorio de mascarilla correctamente colocada, mantener la distancia de seguridad de al menos dos metros, la prohibición de tocar elementos de otras lápidas y la necesaria limpieza de manos con hidrogel a la entrada y salida.

Igualmente, los entierros, en caso de sucederse, tendrán prioridad, permitiendo el acceso únicamente a familiares.

TRABAJOS DE EMBELLECIMIENTO Y ADECUACIÓN

Durante las últimas semanas los operarios municipales se han afanado en embellecer el entorno realizando trabajos de limpieza intensiva, pintado, mejora de desperfectos y revisión de instalaciones de agua y luz. De igual forma, se han podado jardines, zonas verdes y plantado flores de temporada.

“Entendiendo que la celebración de Finados es una tradición ineludible que trae consigo un aumento considerable de la visita a los cementerios, hemos planteado medidas de seguridad que permitan cumplir con la tradición sin renunciar a la seguridad que los tiempos actuales requieren”, comenta Domínguez, “por ello rogamos un cumplimiento riguroso y seguir manteniendo la excelente línea de colaboración vecinal”.