160.000 euros para corregir problemas de presión, fugas y cortes de potable en las Medianías y Casco

Jesús-Ezequiel-Domínguez.-Tercer-teniente-de-alcalde

Ezequiel Domínguez

El Ayuntamiento de la Villa de San Juan de la Rambla, a través del área de Aguas y Saneamiento, comenzó esta semana las obras incluidas dentro del proyecto de sustitución de las canalizaciones de abastecimiento de agua potable de una decena de calles del municipio, lo que supone una inversión municipal de 160.000 euros.

Estos trabajos, tal como apunta el alcalde Ezequiel Domínguez, “son esenciales para erradicar los diversos problemas que presenta la red en algunos puntos críticos de la Villa, causados en su mayoría por el deterioro de las canalizaciones instaladas en su momento, el aumento de presión, la mayor necesidad de servicio y la diversidad de materiales usados”.

Juan Ramos Reyes. Concejal

Juan Ramos

Atendiendo a esto, el concejal encargado del área, Juan Ramos, especifica que la primera calle que se está viendo beneficiada es Los Gomeros, sita en el barrio de La Vera, acarreando el necesario corte de circulación hasta que finalicen las obras. Una vez pasado esto, acciones similares tendrán lugar en la Avenida de La Libertad, la calle Estrecha, El Cercado, El Mirador y Vistabella, todas del Casco y las calles La Portalina y José Esteban Rodríguez en la zona de medianías.

Lo que se va a realizar, especifica Ramos “es la demolición del firme para posteriormente efectuar la excavación y sustituir la tubería de agua. Una vez hecho esto, se concluye con el relleno de arena y la reposición de la vía y señalización horizontal y vertical preceptiva. En la mayoría de los tramos las nuevas canalizaciones transcurrirán por la zona de rodadura o junto a los bordillos y con la menor zanja posible”.

“Hay que recordar que la instalación es muy antigua y en algunos casos realizada con materiales no recomendables como el acero galvanizado o polietileno de baja densidad, que no soporta la presión que demanda el servicio de abastecimiento produciendo constantes roturas y falta de suministro en algunos hogares. Para dar por solucionada esta situación, se opta por la renovación total de toda la red, ejecutándola con tuberías de polietileno de alta densidad, de 25 bares de presión, suficientes para conseguir el fin que se pretende”, concluye.

El plazo previsto de ejecución para todo el proyecto se cierra en tres meses.