San Juan de la Rambla, 01:40 horas |18º C Despejado

Actualidad

Tras que una primera fase se centrara en regularizar la señalética de vías y caminos, comienza una segunda fase destinada a eliminar puntos conflictivos en materia de accidentes.

Tercer Teniente de Alcalde. Jonay Méndez Vargas.

Jonay Méndez Vargas.

Jonay Méndez, edil encargado de la gestión del área de Tráfico, informa de la buena ejecución del plan de restructuración de la seguridad vial de calles y caminos,  que ejecutándose desde hace unas semanas, ha sido de mucha utilidad para mejorar la seguridad del tráfico rodado y a pie de multitud de vías y para reducir la posibilidad de accidentes en determinados puntos conflictivos del viario municipal.

En este sentido, Méndez  recuerda que “el plan se ha desarrollado siguiendo dos fases. La primera, ya ejecutada en las últimas semanas del pasado año, consistía en remarcar la señalización horizontal de tráfico en prácticamente todas las vías del municipio, reestructurando en muchos casos las propias señales tras un estudio de la Policía Local que determinó qué acciones serían las adecuadas para favorecer la seguridad. Asimismo, se apoyó la nueva señalética horizontal en símiles verticales en aquellos puntos en los que por la propia visibilidad se hacía necesario el apoyo”.

“La segunda fase, ahora en desarrollo, se está centrando en erradicar los puntos conflictivos en materia de tráfico rodado. Gracias a esto, hemos reestructurado toda la señalización vial en el entorno de los colegios con objeto de evitar las aglomeraciones que se producen en los horarios de entrada y salida del alumnado, señalando las zonas de parada temporal, las vías de tránsito y las zonas de paso peatonal. Igualmente, se han estudiado los puntos de baja visibilidad de las zonas de mayor riesgo de accidentes y se han instalado espejos circulares que aumentan la visión del conductor. Esto último ha logrado reducir accidentes en  zonas como la salida del barrio de Las Rosas a la TF-342, que tradicionalmente es un punto de alta incidencia, y la salida de la urbanización de Las Monjas hacia la calle Molino de Viento”, detalla el edil. “Ahora mismo, seguimos estudiando más casos para realizar acciones similares”.

El área de Tráfico tiene planificado seguir con el estudio y los trabajos de mejora al menos unas semanas más. No obstante, anima a todos los vecinos a trasladar sus sugerencias, que serán comunicadas a la Policía Local para que las añada al estudio de seguridad que determina las indicaciones para optimizar la seguridad vial ramblera.

Ezequiel Domínguez, alcalde de la Villa y encargado de la gestión de la Policía Local, añade “el importante esfuerzo que se está realizando desde la administración en materia de seguridad vial, ya sea desde el citado plan, como desde las campañas de control de velocidad que se ejecutan continuamente y que han reducido de manera considerable la siniestralidad en nuestras carreteras”.