San Juan de la Rambla, 15:55 horas |20º C Despejado

Actualidad

Tras las obras de mejora durante el cierre por la pandemia, la Sala de Estudios y la Biblioteca Antonio Bello recuperaron la actividad desde enero bajo estrictas medidas de seguridad

Jesús-Ezequiel-Domínguez.-Tercer-teniente-de-alcalde

Jesús Ezequiel Domínguez

El alcalde de la Villa de San Juan de la Rambla Ezequiel Domínguez celebra la buena aceptación que está recibiendo el servicio que presta la  sala de estudios y biblioteca Antonio Bello de la Casa de Los Pérez, situada en pleno casco histórico, “congregando desde su reapertura el pasado mes de enero más de un centenar de estudiantes de toda la comarca. Un dato que subraya el acierto en la gestión de situar en la zona la primera sala de estudios de la Universidad de La Laguna para Ycoden Daute”.

“Los datos nos demuestran que este servicio se ha consolidado como un recurso esencial que beneficia a diario a decenas de estudiantes no sólo del municipio sino también del resto de localidades de alrededor. Además, cuenta con el doble beneficio de estar situada en una casona que es historia viva de Canarias y de almacenar el fondo de consulta más completo sobre agroecología de toda la Isla, referente en la materia y que recibe mensualmente cientos de visitas de expertos que buscan ampliar sus conocimientos o documentarse en sus investigaciones”, explica el Alcalde.

El concejal encargado del servicio, Tomás Oramas, destaca “el nivel de concienciación de los usuarios, que han entendido perfectamente la necesidad de respetar todas las

Tomas-Oramas-Siverio.-Concejal-1

Tomás Oramas Siverio

medidas sanitarias que hemos establecido y que convierten a ambos espacios en zonas seguras”.

En la actualidad, el servicio se puede usar, en acceso libre,  de lunes a viernes en horario de 16.00 a 20.00 horas. Las mañanas están siendo usadas para desarrollar cursos de formación y actos de interés cultural.

Cabe recordar que el edificio se benefició, aprovechando el cierre por la pandemia, de obras de mejora que incluyeron  la reposición del acceso a la cubierta y la mejora de accesibilidad, con la instalación de un ascensor que salva la distancia entre la biblioteca y la sala de estudios del piso superior.