San Juan de la Rambla, 16:10 horas |21º C Cubierto con lluvia

Actualidad

La Villa acogió una celebración que se ha convertido en un referente de supervivencia ante influencias externas.

Cartel-de-Los-Santitos-y-el-Pan-por-DiosEl Ayuntamiento de la Villa de San Juan de la Rambla celebró la pasada semana una campaña de promoción y fomento de las tradiciones locales del 1 de noviembre, “Los Santitos” y “Pan por Dios”, dando continuidad al programa municipal para la protección y difusión de tradiciones que sirven de seña de identidad del pueblo ramblero.

Con esta idea, durante los últimos días tanto los centros de educación primaria como las ludotecas o la escuela infantil, se afanaron en promover entre el alumnado las características principales de esta fiesta, buscando que conozcan cómo han evolucionado a lo largo de la historia para desarrollarse tal cómo se conocen en la actualidad. Asimismo, se llevaron a cabo diferentes actividades y talleres que complementaron la formación. Por un lado está el caso de “Los Santitos”, de gran arraigo en el Casco, en el que tanto en el colegio como en las ludotecas se realizaron charlas formativas y talleres de decoración de las cestas que luego portarán los niños el 1 de noviembre, y por otro el caso del “Pan por Dios”, en el que a través del servicio municipal de ludotecas y la escuela infantil se trabajó para su recuperación. Para ello, se ofrecieron a los usuarios charlas y talleres que explicaron las características principales de la tradición y se programaron excursiones por los barrios que permitieron a los menores escenificar cómo antaño se pedía este agasajo.

Cabe recordar que durante Los Santitos, en la mañana de Todos los Santos, las calles del Casco se llenan de menores cargando cestas de mimbre donde almacenan los obsequios que cada vecino tiene preparado en casa el día antes. En el pasado eran frutas de temporada, frutos secos o alguna perra o real, en la actualidad prevalecen las chucherías. Esta tradición sobrevive año tras año y se transmite de generación en generación.

El caso del “Pan por Dios” ha sido diferente, y a pesar de que ha perdido fuerza con el paso del tiempo, aún muchas panaderías de la parte alta dejan entre sus clientes un pan de leche, que sirve como obsequio y recuerdo de antaño, donde familias de la zona recorrían casas pidiendo el “Pan por Dios”: frutas, verduras, monedas o el nombrado pan.

“Si algo caracteriza a San Juan de la Rambla es su innegable compromiso con la protección de sus tradiciones. Es de destacar la prevalía histórica de Los Santitos frente a costumbres importadas. Es un orgullo que generación a generación sigamos comprometidos con esta costumbre que nos identifica. Desde el Ayuntamiento seguiremos apostando año tras año por que no se pierda aquello que nos define, fomentándolo desde generaciones tempranas para garantizar la continuidad”, expone el alcalde Jesús Ezequiel Domínguez.

 

Una-vecina-explica-en-la-ludoteca-en-que-consisten-las-tradiciones-rambleras-del-1-de-noviembre

Una vecina explica en la ludoteca la historia de Los Santitos