San Juan de la Rambla, 07:54 horas |20º C Muy nuboso

Actualidad

Las labores consisten en la eliminación de maleza, malas hierbas y desperfectos para facilitar acceso y prevenir incendios

Jonay Méndez Vargas. Segundo Teniente de Alcalde

Jonay Méndez Vargas

El Ayuntamiento de la Villa de San Juan de la Rambla, a través del área de Agricultura que dirige el segundo teniente de alcalde Jonay Méndez, invierte cerca de 13.000 euros en la limpieza de las pistas agrícolas de la zona de medianías de la Villa, buscando un doble objetivo. Por un lado facilitar el acceso a los terrenos de cultivo y por tanto el trabajo de los agricultores locales, y por otro prevención para evitar la propagación de posibles incendios.

Con previsión de inicio a principios de la próxima semana, se actuarán en todas las pistas que se encuentran entre la carretera TF-342 y la Corona Forestal, centrando esfuerzos en la eliminación de malas hierbas, maleza y desperfectos de las vías, así como realizando un estudio para la prevención de incendios, erradicando los posibles puntos que puedan provocar la propagación de las llamas.

Las acciones se concentran en las mayores zonas agrícolas de la Villa, Tierras de Mesa y Llano de los Villanos, en las Medianías, y responden a una demanda de los agricultores que necesitan tener los accesos  a los terrenos en perfectas condiciones para facilitar la actividad cosechera, que en muchas familias es la fuente principal de ingresos.

En este sentido, el objeto es facilitar lo máximo posible el acceso a los terrenos en la época de mayor influencia, centrando las acciones en trabajos de desbroce, limpieza de vegetación y disminución de la maleza que dificulta el tránsito, además de la aseguración los taludes para evitar los desprendimientos.  Asimismo se tiene en cuenta la eliminación de rocas con riesgo de caída, la mejora del suelo de tránsito eliminando baches y socavones o la adecuación tanto de apartaderos, como de  zonas de seguridad que garanticen la buena circulación.

Dada la época del año, también se ha considerado solucionar los desperfectos detectados en las zonas de escorrentía como acción previsora ante la llegada de las lluvias.